Cómo concentrarse para estudiar mejor | Técnicas e ideas

Te contamos todo lo que debes saber sobre cómo concentrarse para estudiar mejor. ¡Entra y conoce las mejores técnicas para concentrarte para estudiar!

Aprender a aprender

Además de usar técnicas de estudio, mantener la concentración es fundamental para estudiar mejor. Aprender a concentrarse es básico para aprender a aprender de manera eficiente.

Concentrarse es centrar intensamente la atención en algo, y es fundamental para estudiar. En realidad lo es para cualquier cosa que queramos hacer, pero en el caso de estudiar se ve muy claro, ya que el proceso de aprender requiere prestar bastante atención. Por eso cuanto más concentrados estemos en lo que estamos haciendo, menos esfuerzo nos costará y mejor será el resultado. Pero ¿cómo concentrarse para estudiar? Veamos algunos consejos que nos pueden ayudar en ello, con el fin de estudiar mejor.

Conócete para saber qué te ayuda a concentrarte

Cada persona es un mundo y ve las cosas de una manera. Si lo que quieres es concentrarte para estudiar debes conocerte a ti mismo/a y ver qué cosas son las que te pueden distraer más. ¿Te quedas embobado mirando el paisaje? Pues no te pongas frente a la ventana. ¿No puedes resistir la tentación de mirar el Facebook cada diez minutos? Pues aléjalo de ti, mantén lejos el ordenador y el Smartphone; si los necesitas para estudiar, bloquea el acceso a esas páginas. En fin, la idea es que te mires y analices por qué te distraes, y qué puedes hacer para evitarlo. Es un interesante paso para aprender a aprender.

Organízate para estudiar mejor

Organizarse en este contexto significa adecuar todos los elementos para que nos ayuden lo más posible en nuestra tarea. Por un lado hay que organizar nuestro lugar de estudio haciendo que sea agradable, y con las mínimas distracciones. Es bueno planificar de antemano cada sesión de estudio, teniendo a mano todo lo que vas a necesitar, de manera que no te tengas que levantar en mitad de la sesión. En esta línea puedes hacer todo lo que se te ocurra con el fin de no distraerte, como silenciar el móvil, cerrar la puerta, tener agua y comida en la habitación o tener en tu mesa todos los materiales necesarios.

Descansar para mantener la concentración

Importantísimo. Descansa cada cierto tiempo de estudio, digamos cada 45 o 50 minutos. Más allá de ese tiempo la concentración decae. Por eso es fundamental levantar la cabeza de los libros y desconectar. A mucha gente le funciona salir al exterior o mirar por la ventana; los parques o jardines son muy adecuados para desconectar y relajarse unos minutos, porque el contacto con la naturaleza tranquiliza. Otra cosa que a mucha gente le funciona para concentrarse mejor es practicar meditación. La meditación induce un estado de relajación y de conciencia que puede ayudar a la concentración para el estudio.

Come y duerme bien para concentrarte mejor

Si estamos en plenas condiciones físicas y mentales nos será más sencillo concentrarnos para estudiar. Como es sabido, alimentarse de forma sana y natural y dormir las horas necesarias son factores clave para que todo nos vaya mejor. Mantener la concentración en el estudio no es una excepción, por eso, todo lo bien que tratemos a nuestro cuerpo, éste nos lo devolverá. Ciertos frutos secos, como las nueces o las avellanas se recomiendan porque ayudan a mantener la actividad mental.

El deporte es salud

También para concentrarnos el deporte juega un papel importante. Haciendo ejercicio físico eliminamos toxinas, y además quemamos energía. En caso de no movernos, esta energía se puede ir acumulando y al final salir en forma de nervios o síntomas de ansiedad, lo cual hará que nos desconcentremos o nos irritemos con facilidad. En cambio tras una buena sesión de deporte nos encontraremos en un estado de relajación ideal para concentrarnos en el estudio.

Tecnología que te ayuda a concentrarte

Aparte de ciertas aplicaciones que se utilizan para ayudar en el estudio, ya sea para elaborar mapas conceptuales u otras representaciones gráficas, para realizar tu calendario de estudio, o para otras múltiples utilidades, existen aplicaciones específicas para ayudarte a concentrarte para estudiar. Por ejemplo están las aplicaciones que durante el tiempo de estudio bloquean otros usos que quieras hacer de tus dispositivos, como Ommwriter.

En resumen, un primer paso para facilitar la concentración para el estudio es mantenerse sano y motivado. A partir de aquí podemos usar pequeños trucos que nos ayuden a concentrarnos para hacer nuestro tiempo de estudio lo más productivo posible. Para conseguirlo debemos conocernos a nosotros mismos y además adecuar nuestro entorno de estudio así como nuestros hábitos, con el fin de evitar distracciones.